web
counter
Rake

Rake

La asombrosa falta de discreción e incapacidad de Keegan Deane para autocensurarse le lleva a los casos legales que nadie más tocará. Siempre trata de hacer lo correcto, pero al mismo tiempo lucha por salvarse de los muchos elementos autodestructivos que afectan su propia vida, incluidas las mujeres y el juego.