web
counter
V/H/S/2

V/H/S/2

Dentro de una casa oscura se alza una columna de televisores llenos de cintas VHS, un santuario pagano a dioses analógicos olvidados. Las pantallas crepitan y explotan sin cesar con vistas monocromas de ruido blanco estático que impregna el cerebro y la concentración de niebla. Pero debes luchar contra el impulso de relajarte: esta no es una mera noche de cine. Esos carretes obsoletos contienen más que solo cinta magnética. Están impresas con el alma del mal.